martes, 24 de abril de 2018

Tenemos que hablar...

Sé que hace mucho no te escribo, sé que he estado demasiado distante... pero, tengo excelentes noticias. ¡Soy Feliz!

Cuando ella llego a mi vida, llego como algo tan simple que aun ahora no logro explicarme como puedo ser tan afortunada. Comenzó siendo mi maestra de manejo por 10 horas, por solo 10 horas... su manera de ser tan paciente, tan atenta a lo que hacia, me llevaron a necesitarla cuando me anime a ser chófer de uber, cuando tenia momentos duros al volante, como pendientes muy pronunciadas en atizapan o ciclistas rodando por el cofre del auto, ella estaba ahi para responder mi llamada, trabajaba mi confianza y darme seguridad, un dia enfermo, me ofreci a llevarla al doctor, cosa que se convirtió en múltiples salidas por tacos, a hacer pequeños viajes y bueno ese hecho  aunado a las interminables platicas por whatsap, me llevaron a tomar la decisión de un día arrojarle una pokebola a la cabeza y pedirle que fuera mi pokemon... la respuesta llego con un ¡si! 

Después de eso, vino nuestro primer viaje, una salida a pachuca... compramos una casa de campaña un sleeping bag y salimos a caminar por el fraccionamiento cazando pokemones, conviví con su familia y un sin fin de cosas medio perversas que evidentemente no te contare.

Comenzamos a platicar, mis planes se convirtieron en sus planes, lo mio comenzó a ser de ella y lo de ella de ella, claro, como no... antes de todo esto comencé a trabajar donde ella trabaja, me encanta verla diario, le hago de comer y ella me trae mis papitas, refresco, galletas o lo que sea que se me antoje. Hoy  me sorprendió con un jugo de zanahoria y naranja y yo a ella con un espagueti a la Boloñesa, que le encanto... si! Le gusta como cocino, me encanta que siempre ponga caritas babeantes en el whatsapp en señal de satisfacción por los alimentos recibidos. 

Tenemos planes de vivir juntas, de comprar un auto y trabajarlo, claro, ella mas por que tiene mas experiencia al volante, sin embargo, yo de chófer habitual cuando ella descanse, el otro día nos fuimos de sabadaba a Tepoz. yo conduje, no es nada nuevo que conduzca en pista y agarrando mi curva favorita que es la de jardines del recuerdo, pero era la primera vez que iba por ocio y no por que un cliente me pidiera que lo llevara, me enseño alguno que otro tip aun y me encanta cuando me habla como instructora de manejo. 

Pensar en ya sabes quien... ya no es habitual , de vez en vez se pasea por mi cabeza con su caminar vago y sonrió, pero ya no duele, no mas, Viviana me ha ayudado a sanar...   

Llevamos ya medio año, decir que los planes de boda están a la vuelta de la esquina seria caer en el cliché de la lesbiana intensa, sin embargo, ya decidí cual sera nuestra canción de boda, y ya se cual es nuestra canción, esta ultima la baje para el viaje a tepoz y le encanto la selección. 

Te las comparto:


Nuestra Canción


La canción que si aun me soporta sera nuestro primer baile