martes, 26 de enero de 2016

¿La echo de menos?

El termino echar de menos es gracioso, por que como puedes echar algo de menos, mucha gente solo dice extrañar pero a ciencia cierta extrañar es muy distinto de echar de menos. Echar de menos es notar la ausencia de algo o alguien, extrañar es el hecho de notar la ausencia de algo que ya fue remplazado, o sustituido como quieras decirle. La echo mucho de menos si, noto la ausencia del mensaje a cualquier hora del día, la echo de menos cuando su sonrisa invade mi pensamiento y me recuerdo mirándola a los ojos o molestándola con morder su nariz y sobre todo aquel torpe abrazo que siempre solía darle, si me recuerdo torpe estando con ella.

Su ausencia me consumía hasta no hace mucho, no lo mal interpretes, aun la echo de menos, pero definitivamente ya no es lo mismo, hace poco me defraudo, la palabra que use con ella fue decepcionar, si, lo utilice mal ese verbo, realmente el significado de decepcionar no va, decepcionar es el hecho de darse cuenta de que las cosas no eran como las veías, sé que ella es como la veo, tan perfecta dentro de sus imperfecciones es única, defraudar es perder la esperanza y la confianza que se tenia en alguien, parecen similares, sin embargo, no lo es. 

Te preguntas por que me defraudo... Bueno no es el hecho de que se acueste con otras mujeres para llenar las ausencias que tiene en su vida y en su alma, sé que no es mala, pero perdí la esperanza de que algún día reaccione y se de cuenta de que perderá lo más por lo menos, no me refiero a que como se lo dije ya me perdió, yo vamos, que, yo no era lo más en su vida, pero tiene una pareja, Liz, una familia y amigos que sé que si no estuvieran con ella se derrumbaría, ¿cómo lo sé?... ´por qué te lo repito, la conozco, quizá fue la manera como nos conocimos que me hizo conocerla realmente, primero como personas, después físicamente, quizá solo la conozco por el hecho de que me encantaba leerla de pies a cabeza, y generalmente no la veía a los ojos por que no me gustaba ver esa extraña combinación de brillo y tristeza a la vez... 

Te contaré más cuando vuelva, ahora correré por que debo ir por algo al metro Chilpancingo, un obsequio de cierta empresa para la que trabajo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario