domingo, 1 de enero de 2017

Un Nuevo Libro

Hoy es primero de Enero de un año nuevo, culmina un año por demás pesado que marcó cambios importantes en mi, que dejó grandes enseñanzas y muy buenas vivencias que no logran verse opacadas por tanto momento triste que hubo. Uno de los propósitos a conciencia como me gusta llamarle es el ser perseverante, leí en algún lugar hace poco que, para hacer de algo un hábito necesitas tan solo 60 días de continuidad, pasando este periodo, haz conseguido modificar tus comportamientos y conductas y quizá logres remplazarlos por nuevos y mejores. 

Quiero escribir, leerme y que de nuevo me guste lo que leo, mirar mis letras ordenadas, oración tras oración, párrafo tras párrafo y publicarlo, publicarlo solo para mi. Quiero escribir durante todos los días de este año y ver una evolución paulatina, quizá me adelanto y solo vea retroceso, pero creo que es buena iniciativa, me perdí, deje de ser yo, algo me arrancaron y quiero recuperarlo, quiero estar bien y gustarme de nuevo.


.....

Día 1


Son las 9:30 de la mañana, despierto en un lugar que si bien me ha visto algunas veces, se siente ajeno, la cama es cómoda y la gente que vive aquí suele ser amable. Amanezco sola, sintiéndome sola mejor dicho, hay más gente, ocho personas en total, pero solo una me importaba durmiera conmigo, sin embargo, no, se fue a dormir al cuarto contiguo con su ex novia, indudablemente no quiero ya molestarme en pensar que sucede o sucedió o está por suceder entre aquellas cuatro paredes, ya lo hice bastante en la madrugada y llegué a la pregunta que concluía todo… ¿Qué caso tiene?... 

Los primeros minutos de este día, mande un mensaje, mensaje que para mi era importante, por la razón tan simple de que la receptora de ese mensaje es nada menos y nada más que una persona muy importante para mi, la mujer a la cual amo y amare con cada parte de mis entrañas, que cada poro de mi cuerpo hizo suya y que día a día cada neurona piensa… Esa mujer de sonrisa hermosa que durante mucho tiempo saco la mejor parte de mi, haciendo un pequeño paréntesis, leí también que, cuando cuidas cada palabra que estás por decir significa que estás con la persona correcta, y no, no por que dejes de ser tu, simplemente por eso, por que saca lo mejor de ti… Cuando la conocí yo había estado un tiempo ya sola, sin nadie a quien abrazar o mandar un mensaje de buenos días amor, la soledad me era más llevadera y no le temía tanto, cuando se fue, comencé a sentir un miedo por demás profundo que era causado por su ausencia, el miedo a no verla, no abrazarla o jugar con sus manos me consumía, después, aprendí a vivir con esa ausencia, sin embargo, la soledad se cirnio sobre mi cual capa densa de humo, comencé a salir con una y con otra refugiándome en noches de una noche en Antros, bares y demás lugares de dudosa reputación, no era tanto el contacto sexual lo que me atraía, era simplemente el sentir unos labios, unas manos, unos ojos sobre mi, me daba y me da un miedo horrible ahora estar sola, mucho tiempo gaste mis energías así… Hasta que llego alguien más, una chaparrita de nariz curiosa y de cabello negro más joven que yo, caí rendida cuando la vi, hermana de una de mis amigas, el trato comenzó a ser más cotidiano, me gustó, me gustó para intentar construir algo y esa historia nos trae hasta este preciso momento, a esta cama, dentro de una casa en alguna parte del norte de la ciudad donde la soledad está recostada a mi lado viéndome fijamente… ¿Qué caso tiene? 

La respuesta es sencilla, hemos mis personas internas y yo soportado ya bastante y nos hemos sometido a dolores y malos ratos que no teníamos necesidad de vivir, por nada en específico, pero por todo a la vez, por el miedo a que esta mujer de demacrada tez con nombre feo, se quede a mi lado y me observe así como ahora con regocijo de tener un alma más con ella, de saber que con su presencia hace miserable mi existir… La conclusión es como bien dice un dicho, si no puedes con el enemigo unetele, me haré amiga de mi soledad, quiero dejar de buscar abrazos temporales y mañanas que aún con color se perciban grises… quiero escribir un nuevo libro y quiero seguir el consejo de un conocido, que sin más ni más dijo lo siguiente después de cuestionarle por qué todas las personas que se dedican a los sistemas como el, son malos y egoístas y terminan robandose algo tuyo, después de esa explicación por demás logica… dijo: Ivonne me permites darte un consejo, no nos hemos tratado mucho pero, deja de buscar el amor, te lo diré así, la miseria atrae más miseria, debes estar sana, construirte por dentro y comenzar a… usaré un ejemplo, como quieres atraer un pajarito a tu nido, si nisiquiera tienes uno tu, dedícate a construirlo, construirte y créeme cuando alguien quiera compartirlo lo hará… Sus palabras aún suenan en mis oídos, tiene razón, lo que quiero hacer ahora es construirme de nuevo, poner los cimientos de mi nido y olvidarme de mujeres sin entrañas que aún amándote te dejan… y simplemente te dicen: No estamos listas para un amor como el que tu ofreces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario