domingo, 2 de abril de 2017

De su ausencia y de Abril.



Si me vieras justo ahora pensarías que soy una cruda más que no quiere llegar a su casa, ese aspecto tengo porque ayer me quede en casa de Keila y hoy salí, así temprano para ir a dejarla al trabajo… Si hoy le tocó trabajar… y bueno… Quiero seguir como ayer recordando cosas en lugares especiales… Termine a las 9:00 de la mañana sentada en mi esquina del monumento a la revolución.

El dia de ayer por segunda vez, fui al lugar aquel donde me di cuenta de que la amaría eternamente. Al entrar los recuerdos de ese día me invadieron, las ardillas trepando por su pantalón y ella alimentándolas a algunas les hacía la maldad y les daba solamente cáscaras de cacahuete, a otras si las alimentaba bien, incluso recordé a la ardilla (cola de plumero) que la dejo por ir a alimentarse con una pelirroja… Quizá sus cacahuetes estaban mejor…  Apenas lo pensé así.


En viveros supe que la mujer que iba caminando a lado mio, tomada de mi mano… Seria el mas grande amor de mi vida, recordé la historia del niño que corría entre los árboles gritando si mal no recuerdo porque lo perseguía una ardilla zombie… Real algunos detalles me fallan, mi memoria ya no es lo que era, en la actualidad olvido cosas muchas… De mi presente, pero jamás he olvidado algo de ella…  Solo me falla un poco la información, por qué pues es normal que uno olvide ciertos detalles… Sin embargo no olvido lo importante, a ella.

Día a día, con el estrés del trabajo, el estrés de mi “novia” con todo lo que vivo… Cuando menos me doy cuenta me sorprendo pensando en ella… Quiero dejarla ir pero mi mente no, es increíble como comparando situaciones, he olvidado a una mujer que vivió conmigo tres años, a un patán que se llevó más que mi inocencia, con el cual dure también más de dos años y a ella a mi Jess no la olvido y ella solo me entregó unos meses… Los meses mas lindos de mi vida, unos cuantos días esparcidos entre mes y mes tienen más peso en mi que años de convivencia diaria, unos cuantos amaneceres a su lado dejaron más marcas con fuego que decenas de anocheceres con mis “parejas.”

Si bien es cierto estoy con alguien, pero sin ánimos de comparar, no siento lo mismo, cuando su mano roza la mía o se comporta provocadoramente no despierta en mi ese fuego, no despierta esas ganas de compartir más que mi vida, no despierta ese querer fundir mi alma con la suya… Keila es especial, pero no lo es, es complicado, las lenguas dicen que me quedare ahí y si quizá pase, porque he prometido cosas y yo sigo creyendo en promesas como quien cree que después de la luna sale el sol, pero definitivamente con todo y los momentos buenos jamas sentiré y deseare con la misma intensidad permanecer a su lado…

Justo ahora suena una canción muy especial, muero por ti de Jeans, le dije a Jess que era una canción especial porque desde pequeña, esa canción despertaba en mi nostalgia por un amor que (hasta ese momento) no existía, pero después de su inminente llegada y dada la situación en la que se dio nuestra relación, se convirtió en su canción…  Cada párrafo dice exactamente todo, describe mis días, mi sentir, mis anhelos, mis ganas, todo…

La última vez que hable con mi amor, supe que había dejado a la que era su pareja porque había conocido el amor al lado de una niña que era maravillosa y tierna y…  Todo lo que yo fui cuando ella estaba a mi lado, me dio a mi mucho gusto, saber que esperaba las seis de la tarde ansiosamente para poder por fin verla, me dio gusto que ella pudiera ser feliz, me dio gusto que ella no sufriera por mi como yo sufro por ella, por que me alegro que la única que se amargaría y viviría deseando tenerla a su lado sería yo, porque a pesar de sentirme incompleta, fragmentada y desencajada aun sobrevivo con su recuerdo y ella puede ser feliz, plena y completa con alguien mas… Creeme alguna vez desee odiarla, pero me di cuenta que eso sería imposible porque no le deseo mal alguno, no le guardo rencor, no, al contrario, le deseo el éxito del mundo, el amor inmenso y que pueda dormir entre esos brazos que le dan calor, porque el frió que se siente cuando se está vaciando tu corazón es insoportable, ni el fuego de personas especiales puede derretir el hielo que se forma después de perder al amor de tu vida… Quizá algún día una chiquilla logre ablandar un poco este corazón que se está haciendo de piedra, que no siente nada, quizá llegue reparar y unir los cachos que Jess dejó a su paso…  La extraño, muero por verla, deseo sentir su mano y mirar sus ojos…  Muero por besar su boca y subir al cielo una vez más, muero por tenerla y abrazarla y decirle te amo de manera sincera y sin forzarlo… Por que un te amo a la fuerza… No es un te amo…  Pero sé que mis ganas se quedaran solo en eso…  Ganas...

“..Me ha dicho la luna que no quiere verme, que vive enamorada y que está loca por verle, que ya no es de nadie y que al fin se divierte, que se ha soltao el pelo y ahora vive de suerte… Me ha dicho la luna,  que no quiere verme,  que ya no siente nada y que ha dejao de quererme que vive perdida pendiente del aire que ya no es esa niña que cruzaba mi calle…”

 

Y... una más





No hay comentarios:

Publicar un comentario